9.3.09

^

puedo morder el dolor y hacer como que no sé pero está pasando. yo soy quien hace todo esto. todo. desde el tacto de un color hasta los gritos. las sombras son mías. las luces son yo. puedo morder un algodón, reír morfina y estrellarme en mi reflejo de muñeca de marfil que ya no existe. aún mis huesos sienten a veces ese frío. y yo sé que es sólo mío. es tan diferente como los ritmos que vamos decidiendo atrevernos a vivir o no o las caricias que se revuelven como serpientes y ya no hay más niña, solo sin bragas y corriendo para que las olas no le alcancen el calor que guarda en su barriga diminuta. cuantas veces pensásteis que estaba loca. cuantas veces no oímos nuestras propias sogas en los lazos de l@s otr@s. el tiempo es un pozo con un fondo para cada uno y la oscuridad está únicamente al final. por eso las luces son nosotr@s. son nosotr@s. aunque alguien siga siendo incapaz de creer en ello.

12 comentarios:

Sr.Silencio dijo...

las luces somos nosotros. pero no todas las luces son iguales ni todos las usamos de la misma manera. y los que no creen, matan a la campanilla que les ilumina mientras caen hacia el fondo del pozo.

Anónimo dijo...

sin querer, me has transportado a los ojos de una de las protagonistas de la película de Babel... no recuerdo el nombre de la actriz ni tampoco su nombre en el film, pero he sentido el escalofrío de la protagonista en la escena, desnuda, al borde del precipicio... y he llorado en seco.

Gracias,

silberia

Anónimo dijo...

Grande miss pequeñita...la luz se observa una priemra vez y ya luego, no se olvida...nosotros somos TODO lo que existe, la nada y allí, nada puede desequilibrarnos...Un besazo
Harpox

ada dijo...

qué grande eres, pequenyita...:)

BxussS

Abel dijo...

La luz nos guía, al final todos somos para alguien esa farola en medio de un barrio oscuro.

Saludos

U.B dijo...

Próximo martes apunta: croqueten.

Adolfo González dijo...

La luz viene del sol. Eso es lo que ilumina las miradas de algunos seres humanos. También hay una substancia interna que podrías llamar luz y que tiene que ver con la bondad. Pero la luz viene del sol.

Decía Ángel González, en Glosas a Jorge Guillén, algo que convedría no olvidar, que habría que tener siempre en cuenta. Es lo siguiente:

"Sí:
la realidad propone siempre sueños,
mas sólo uno entre muchos elige la mirada.

De quien madruga a verla,
y no del sol,
procede
?aunque él no se lo crea?
la luz
que ordena y fija el mundo
en sus formas más bellas:
Damas altas, clanadrias..."

(el poema no acaba aquí, esto es un trozo)

Un par de besos.
Cuídate.

Adolfo González dijo...

Mi comentario puede parecer contradictorio, pero es así, hay que pensarlo un poco...

Corrijo una cosa: en el poema de Ángel González no hay interrogaciones y el último verso que puse-por si a alguien no le suena y no se da cuenta de mi equivocación-es así: damas altas, calandrias...

Nans dijo...

los paréntesis, peter pan, la morfina, tus ojos, un olor, ¿te acuerdas?, un viaje, los post it, tus risas, siempresiempre, nunca (nunca...) hay dolor que no cures.
te quiero mas que a los delirios de elefantes escritos con fluorescente a las 12 de la noche! ;)

belalugosisdead dijo...

yo tambien quiero reir morfina :)

Anónimo dijo...

Adolfo gracia por las aclaraciones de las aclaraciones que aclaras, de tanta claridad se me asustan las niñas.

m

Anónimo dijo...

aclaro que m es de miguel

m