11.6.08

el tigre blanco



otro día le di de comer estrellas a un poeta metiéndolas en su boca con mis manos mientras él me miraba como cuando yo era un duende. otro día veníamos todos hablando de que ellos decían que el amor no existe y nosotros callábamos. y yo quería pensar que callábamos por lo mismo. a veces a las amapolas no les hacen mucha gracia determinadas gracias, pero luego van las margaritas y perdonan o comprenden. aunque siempre está por ahí un tigre blanco. y con ese si que no puede ni dios. por éstas. lo que pasa que se le ve pocas veces. luego llega una postal, cuando ya pensabas que la postal se había olvidado de dónde vivías. y sonríes a las 7 de la mañana con ganas de no ir al trabajo de no ir al trabajo de no ir al trabajooooo...pero vas. porque ¿tienes que ir? pero vas. y piensas que después la vida. pero sabes que es un poco engaño porque es siempre igual y tú dijiste que no te ibas a meter en la puta rueda pero te has metido, más a tu manera que otra gente, pero dentro. y eso a veces te ahoga el tigre como si fuera nieve asi que de momento no lo piensas aunque sabes que vas a terminar por hacer algo. sigue haciendo un frío determinado cuando recordamos determinadas cosas. pero yo tengo un tú. y mi tú tiene unas ideas magníficas y las manos hechas a mi medida.




imagen: marta noviembre

10 comentarios:

macarra ilustrado dijo...

del sueño a la vigilia con el mismo estilo y el mismo instinto. Qué imágenes, como flota todo... literatura pura y cruda

belalugosisdead dijo...

Todos nos metemos en la rueda, simpre nos queda el consuelo a algunos de pensar que lo hemos hecho a nuestra manera, cuanta razon tienes...

amoremachine dijo...

qué valiente

no sabías que los poetas
tienen la boca llenas de incisivos
molares y premolares.

Gloria dijo...

jo... estoy de mala hostia... y cuando estoy de mala hostia me pongo triste... ya que a ti qé te cuento, pero es que estoy de muy mala hostioa porque no quiero ir delante de 5 personas a contarles que mi programación cumple con unas leyes que no he hehco yo... y va a ser julio cuando todo haya terminado y habré perdido 11 meses de mi vida... pero en ese mes que me quede, el tiempo que esté en madriz... te voy a comer enteraaaa

The sea, the sky, the dust dijo...

Espléndido, sencillo pero cala hondo.

Saludos

maga dijo...

el otro día me diste de comer patatas,
si nos viera víctorsierra madremía,
y con ganas de NO ir al trabajo.

¿el tigre es bueno o es malo?

porque si es malo hacemos una alfombra.

y lo de la rueda ya lo hablamos,
pero en un barecito sentadas y medio borrachas. que si no, telita.

txe dijo...

muy lisérgico :)

el angel de las mil violetas dijo...

y tu yo sigue escribiendo preciosidades para que mi mí venga a deleitarse con ellas.
Besos!

AnItA!!! dijo...

eres amapola o margarita? está claro que mucho más guapa de las dos juntas.
Te quiero
Mua

isabel dijo...

a veces amapola a veces margarita. el tigre blanco es bueno. mi tú no soy yo.