30.7.09

`

subimos pretendidos escalones
envueltos por el sonido del agua
a veces resbalamos
y una estrella tiende guiños
como puentes o sonrisas,
las ventanas aún cerradas a cal y canto.
no llueve.
no huele a nada.
seguimos subiendo
hasta que el mundo
comienza a cambiar de aspecto.
nada nos detiene
y arriba las estrellas
que se sienten tan orgullosas de nuestros pasos
gritan su luz en un silencio hermoso,
un tímido aroma a yerba fresca
comienza a pasearse por la casa
y la palabra libre resuena en los postigos
cuando llegamos al último escalón
ya hay que nadar
y entonces
todo depende de la marea
y eso es asunto de la luna
y nos da miedo
pero nadamos

10 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Tienes una poética más que interesante. Me gustaría postearte por mi blog. Tienes mail?

Saludos...

tournesols dijo...

estas letras son casi tan bonitas como tú*

Jordi Bresoli Blasi dijo...

... ...

...saludos.

Violeta dijo...

al miedo hay que nadarlo

:)

milbes!

U.B dijo...

O nadamos y tragamos sal o morimos.

Abel dijo...

Que bueno peque, me ha gustado

Saludos

Marta Noviembre dijo...

mimuñeca, apoyo moción!

silvi orión dijo...

ya falta poco!!

insomne dijo...

vaya que a veces resulta asi: toda una experiencia subir (o bajar) las escaleras..... me quede pensando en ese juego metaforico....

Carla dijo...

Hermosa esta poesía Isabel, te felicito!