12.11.09

`

el lugar que nadie visita está lleno de personas, a veces no se ven las unas a las otras. la mayoría de las veces ocurre así. el tiempo tiembla detrás de la ventana. también hay gente que habita fuera, en sitios bien visibles y cercados, asépticos e intercambiables, que está obsesionada con juzgar al resto y no entiende que eso siempre resta horas, energía y calma. los días empiezan y acaban y entre tanto existen los momentos sencillos y reales y la libertad caminando a nuestro lado, con la cabeza bien alta llena de raíces que se enredan, de restos de estrellas fugaces y secretos, de cartas escritas a mano y una canción que va variando su color y temperatura. sé que hay individuos que jamás van a entenderme y no me importa. así estoy bien. los sonidos de las flores son imperceptibles, pero ellas hablan y hablan durante noches enteras de sus cosas y a mi me da la risa cuando un señor con traje se cree más importante que ellas. me da mucho la risa. al fin y al cabo el tiempo sigue temblando detrás de la ventana y eso no tiene nada que ver con lo que nos cuentan cuando, desde que nacemos. algunas personas saben mirar el mundo de otra manera, sería maravilloso que no nos dedicáramos a machacarles.

6 comentarios:

fl(h)uir dijo...

es más importante estar bien que escribir bien, y ese "bien" de escribir no siempre está claro dónde está ni qué es

Abel dijo...

pero que grande eres Isa. Me acabas de alegrar la tarde

Thanks

Sr. Silencio dijo...

thumbs up!

tournesols dijo...

una sonrisa grande.

(petite, estoy planeando ir a madrid a finales de diciembre, entre nochebuena y nochevieja ¿estarás por allá?)

*

txe dijo...

glups!

J.Carlos dijo...

Entiendo ahora de donde salen tus escritos, de esa sensibilidad que tienes, de ese jardín interior donde sólo brotan las flores más bellas (espero no haber sonado muy cursi).
Si eres grande como escritora lo eres mucho más como persona.
Abrazos